Cambiando Vidas

Vivir en ciudades frías y tener psoriasis


Cuando padeces de psoriasis y vives en ciudades en donde predominan los días grises y fríos, uno de los mayores inconvenientes es no poder recibir la vitamina D que tu piel necesita y que de por sí, ya es deficiente a causa de la psoriasis, por lo que la regulación del sistema inmune se ve afectado y es más frecuente la aparición de brotes y escamas en la piel.

Aquí te dejamos algunos consejos para que pongas en práctica y tu piel no sufra las inclemencias del clima.

  • Humectar frecuentemente tu piel: Al menos dos veces al día, aplica cremas hidratantes, preferiblemente con urea o ácido salicílico para eliminar la piel seca.
  • Invierte en un humidificador: Mantener una atmósfera húmeda es vital para que tu piel no se reseque debido a la calefacción o el frío.
  • Aprovecha los días en que salga el sol: En días soleados sal a dar una caminata, absorbe la mayor cantidad de vitamina D. La exposición de forma controlada a la luz solar favorece la curación de las placas de psoriasis. Pero recuerda aplicarte previamente protector solar SPF 20 mínimo.
  • Minimiza la irritación: Cuando padeces psoriasis, el tipo de ropa que usas es clave para no agravar el estado de la piel por roce. Por eso siempre usa ropa de algodón y evita que sea muy ceñida al cuerpo.

¿Cuáles son los beneficios del ejercicio físico para la psoriasis?

Realizar constante ejercicio, implica mejorar la condición física, debido al trabajo cardiorrespiratorio que se lleva a cabo al correr, subir escaleras, hacer aeróbicos o caminar hasta el trabajo. Pero los beneficios no son simplemente físicos, también vienen acompañados de otros que ayudarán a las personas que padecen psoriasis, a sentirse mejor consigo mismas. Algunos de estos son:

  • Se liberan endorfinas que mejoran la sensación de bienestar, el estado de ánimo y generando tranquilidad para llevar a cabo las actividades diarias.
  • El ejercicio aeróbico ayuda al manejo de los niveles de lípidos y azúcares, pues los vasos sanguíneos se vuelven permeables, evitando así, la acumulación de grasas.
  • Mejora la autoestima y la percepción corporal, evitando las fuertes depresiones asociadas a la psoriasis.
  • Libera el estrés y la ansiedad, lo cual está asociado al desarrollo de menos brotes en la piel.

Estudios médicos han señalado que al practicar deporte continuamente, se reducen los brotes de psoriasis y su gravedad. Recuerda consultar con tu médico acerca de los ejercicios idóneos para tu condición médica.