Cambiando Vidas

Cuando el problema no es la ausencia sino el exceso

Así como ya hemos hablado del déficit de hormona del crecimiento en los niños y sus consecuencias, mencionar lo que ocurre en el caso contrario también es importante, pues cuando hay exceso de esta hormona se desarrolla, una condición conocida como gigantismo y que en la edad adulta recibe el nombre de acromegalia.
¿Habías escuchado alguna vez sobre este tema? Aquí te damos 9 datos para que sepas de qué se trata.

  • El gigantismo es un crecimiento anormalmente grande debido a un exceso de la hormona del crecimiento durante la niñez.
  • La causa más común de la secreción excesiva de la hormona del crecimiento es un tumor canceroso de la hipófisis.
  • El niño crecerá en estatura, al igual que en músculos y órganos. Sin embargo, el crecimiento excesivo hace que el niño sea extremadamente grande para su edad.
  • El gigantismo es una condición muy poco frecuente.
  • De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, otras señales que pueden hacer sospechar de gigantismo son:
    • Retraso en la pubertad.
    • Visión doble o dificultad con la visión lateral.
    • Frente y mandíbula muy prominentes.
    • Espacios entre los dientes.
    • Dolor de cabeza.
    • Aumento de la transpiración.
    • Periodos menstruales irregulares.
    • Manos y pies grandes con dedos de manos y pies gruesos.
    • Secreción de leche de las mamas.
    • Problemas de sueño.
    • Engrosamiento de las características faciales.
    • Debilidad.
    • Cambios en la voz.
    • Si a través de los exámenes se determina que el tumor de la hipófisis tiene contornos claros, la cirugía puede ser una opción curativa en muchos de los casos.
    • Cuando la cirugía no puede extirpar completamente el tumor, se usan medicinas para bloquear o reducir la secreción de la hormona del crecimiento o prevenir que llegue a los tejidos objetivo. Incluso, hay ocasiones en las que el tratamiento con radiación se usa para disminuir el tamaño del tumor después de la cirugía.
    • El tratamiento oportuno puede neutralizar muchos de los cambios causados por el exceso de hormona del crecimiento.
    • Como toda intervención quirúrgica es posible que se presenten efectos secundarios, entre ellos la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos habla de:
    • Insuficiencia suprarrenal, es decir, que las glándulas suprarrenales no producen suficientes hormonas.
    • Diabetes insípida, se presenta sed y orina excesiva, en algunas ocasiones.
    • Hipogonadismo, se refiere a que las glándulas sexuales del cuerpo producen muy pocas o ninguna hormona.
    • Hipotiroidismo es la ausencia de la hormona tiroidea en el organismo.