Cambiando Vidas

Defiéndete de la Policitemia Vera: mantente activo

Las enfermedades de la sangre tienen en común que afectan la motivación y la energía del paciente, ya que sea por exceso de producción de células de la sangre como la Policitemia Vera o de un déficit en la misma como con la Mielofibrosis, el cuerpo busca ajustarse y termina más agotado de lo normal. Es por esto, que muchas personas piensan que en el reposo está la clave del bienestar y resulta ser todo lo contrario, lo mejor es mantenerse activos.

Si bien lo mejor es consultar al médico ante la práctica de actividades físicas, también es bien sabido que los ejercicios que ayuden a la oxigenación y circulación del cuerpo son ideales para evitar complicaciones mayores, sobre todo en el caso de la Policitemia Vera. Ante de la duda de qué ejercicios son buenos para realizar, la respuesta serían:

  • Caminar, al menos 30 minutos al día, a un ritmo constante y agradable para el paciente.
  • Ejercicios de estiramiento y relajación, que sean prácticos de realizar en casa o en lugares agradables.
  • Nado en piscinas
  • Yoga suave, bien sea en casa con el equipo adecuado o en ambientes agradables.

Lo más importante es que el paciente se mantenga activo, siempre cuidando las recomendaciones para su edad y condición física. Sin embargo, así realice sólo la caminata el paciente sentirá los beneficios en muy poco tiempo:

  • Calmar la ansiedad y el apetito a deshoras, lo que lo ayudará a seguir un plan de alimentación de acuerdo a sus necesidades
  • Descansar mejor por la noche, reduciendo así los mareos, náuseas y fiebre.
  • Inspiración para mantenerse motivado y con una autoestima saludable.

La actividad física es la clave para que las personas con Policitemia Vera se puedan defender de otros síntomas de la enfermedad y ayudar a manejar los efectos de esta patología en el tiempo.