Cambiando Vidas

Descánsalos Mientras Descansas

Este es un ejercicio que combate el cansancio de los ojos, la rojez y esa incómoda rasquiña que se origina por el sobre esfuerzo. Es simple.
Apoya los codos sobre la mesa, tapate los ojos para que la luz no entre, Apoya la cabeza sobre las manos y relájate al máximo para que así tu mirada también lo haga. Es importante que no presiones el globo ocular con las palmas de las manos.

Fuente:Coslada.com