Cambiando Vidas

Monitoreo, la nueva expresión de salud

Más del 30% de la población mundial sufre de diabetes, conocida como la enfermedad de muchos. La diabetes es una enfermedad que puede cobrar vidas si no se tiene un cuidado previo. Una forma de que el paciente se pueda cuidar es el monitoreo.

¿En qué consiste?

El monitoreo es un simple control que puedes realizar por ti mismo, indicando la medida de la glucosa en la sangre justo en el momento exacto del chequeo, pero para poder realizar este chequeo necesitas de un “Glucómetro” (dispositivo medidor de glucosa). Este simple pero sencillo artefacto te permitirá controlar el nivel de azúcar que hay en tu sangre.

¿De qué sirve esto?

Bueno el auto monitoreo sirve para que en caso de algún resultado imprevisto tomes acción, algo confuso de entender pero tranquilo ya te vamos a explicar de qué se trata todo esto. Cada vez que utilizas el Glucómetro te arroja un resultado que te contará en cuánto tienes tu nivel glucosa o azúcar en la sangre. Esto te permitirá controlar de forma rápida y exacta tus niveles evitando complicaciones y en caso de sorprenderte con un resultado fuera de lo normal asistir con tu médico tratante y prevenir cualquier tipo de complicación.

¿Cuáles son los niveles normales de glicemia?

Antes de realizar tu monitoreo es importante que tengas en cuenta las siguientes estadísticas:

Ayunas: 70-130
Dos horas después de comer: <180

Es importante que al momento de realizar el auto monitoreo tengas en cuenta aspectos como la fecha de vencimiento de las tirillas del glucómetro. En caso que las tiras provengan en un frasco, marca la fecha de apertura y mantelo documentado esto con el fin de recordar su periodo de vigencia.

Mantén protegido el frasco y en un lugar fresco y evita que se encuentre al alcance de niños.

Tener en cuenta:

  • Lava y seca muy bien tus manos antes de realizar la prueba.
  • Introduce la tira y reactiva el glucómetro con la tira dentro de éste.
  • Realiza un leve masaje de forma circular ascendente en el dedo que vayas a tomar la muestra de sangre.
  • Toma la muestra en los lados laterales de la yema del dedo.
  • Una vez hayas pinchado tu dedo con la lanceta, aplica poca presión y deja que la gota de sangre se absorba en el área reactiva de la tira.
  • No utilices alcohol para limpiar tus dedos, es mejor esperar a que seque para no alterar los resultados y que así no haya interferencia con el alcohol.
  • Cualquier inquietud o resultado anómalo visita a tu médico tratante.

Recuerda que el éxito del tratamiento se basa en la disciplina que tengas con éste. No solo debes ser cuidadoso con el monitoreo de tus niveles de azúcar, sino tener muy presente tu peso, ya que un peso estable y saludable te ayudará a prevenir posibles contraindicaciones, por lo que es muy importante que también un monitoreo también.

Cambiando Vidas te recomienda también, ante cualquier duda que consultes con tu médico sobre tu peso ideal, valores normales y otros síntomas a los que debes estar atento en tus sesiones de auto monitoreo.