Cambiando Vidas

Ejercicios que puedes practicar con Mielofibrosis

Al ser diagnosticado con enfermedades en la sangre la fatiga es un síntoma recurrente, sobre todo porque las células sanguíneas presentan dificultades para transportar oxígeno a todo el cuerpo; es por esto que la persona puede estar somnolienta y aun así tener problemas para dormir bien, sudoración y otros. Sin embargo, aún con la fatiga practicar ciertos ejercicios es lo mejor que puede hacer la persona por su bienestar, ya que ayudan a oxigenar, mantener activos los músculos y lograr el descanso necesario en las noches.

Una persona con mielofibrosis o con enfermedades en la sangre, puede realizar los siguientes ejercicios:

  • Yoga
  • Ejercicios aeróbicos, que requieren de mayor respiración y resistencia
  • Caminatas o trotes suaves

Estos ejercicios deben ser suaves para evitar lesiones o golpes, pero que necesiten de resistencias y ritmos constantes. Es importante que siempre se consulte con el médico sobre la actividad que se elija y si se quiere incorporar pesos, cuerdas u otro tipo de instrumentos.

El ejercicio, además de tener beneficios físicos, ayuda a que el paciente se sienta motivado y en control de su cuerpo. También ayuda a que logre un descanso ideal en las noches, lo que evita síntomas de ansiedad o depresión.