Cambiando Vidas

Ensalada de pollo, espinacas y fresas

Un menú sencillamente delicioso que puede ser el plato indicado a la hora del almuerzo. Una ensalada de pollo, espinacas y fresas perfecta para todos los gustos, pues tiene el toque agridulce que encanta al paladar, además que cuida nuestro cuerpo del consumo de grasas y así prevenir enfermedades como la Insuficiencia Cardiaca.

Cambiando Vidas te comparte esta sencilla preparación, que puede ser un rico motivo para compartir con tus seres queridos.

Ingredientes:

  • 1 Taza de Lechuga
  • 1 Taza de Espinacas
  • 1 Taza de Fresas
  • 1 Cucharada de Aceite de Oliva
  • 1 Cucharada de Aceite Vegetal
  • 1 Cucharada de Vinagre Balsámico
  • Sal y Pimienta al Gusto
  • ½ Pechuga de Pollo
  • Sal de Ajo al Gusto

Preparación:

Se corta la pechuga en julianas. Lavar cuidadosamente la espinaca y la lechuga y cortarlas en julianas también. Lavar las fresas, quitarles el tallo y picarlas en láminas no muy delgadas.

Prepara la vinagreta agregando el aceite vegetal con el vinagre balsámico y las fresas picadas.
Calentar el sartén con poco aceite, colocar las julianas de pollo y dejar que doren; agregar la vinagreta, dejar reposar y servir sobre la cama de lechuga y espinaca.

Una receta fácil y práctica para degustar a la hora del almuerzo o la cena. Si necesitas hacer la ensalada para más personas, duplica la cantidad de ingredientes para hacerla doblemente deliciosa.