Cambiando Vidas

Tienes EPOC ¿y ahora?

Una vez que eres diagnosticado con EPOC te surgen una gran cantidad de preguntas, de temores y preocupaciones. Por eso Cambiando vidas te comparte estos 5 consejos claves para comenzar una nueva vida con esta enfermedad respiratoria.

Habla con tu médico

Es importante que el médico sea un aliado para comprender la enfermedad, sus implicaciones, tratamientos y sea un apoyo al momento de consultas ante de cada viaje, nuevo ejercicio o incorporar un nuevo hábito. El médico será una gran ayuda para comenzar una nueva vida de cuidados.

Habla con tu familia y amigos

Explícales con tranquilidad y confianza a tus familiares sobre la EPOC, ya que ellos serán claves para mantenerte motivado, serán una compañía para incorporar nuevos hábitos y una ayuda al momento de cuidar de las comidas, tratamientos y evaluación de los ritmos respiratorios.

Aléjate del cigarro

Ser fumador activo o pasivo es cosa del pasado. Con EPOC todo lo que genere el cigarrillo está prohibido, el paciente debe estar en ambientes con aire limpio y sin contaminación, ya que el humo de estos productos puede comprometer el bienestar de la persona.

Menos contaminación

Luego que has sido diagnosticado con EPOC comprendes los efectos de la contaminación ambiental y comprendes que debes alejarte de los lugares más tóxicos. Se deben evitar trabajos donde se manipulen químicos, arenillas, polvos, transportes con CO2 y similares; también estar en espacios con poca ventilación.

Evita la gripa

Enfermedades que comprometan las vías respiratorias o pulmones, para esto es importante contar con una buena alimentación, rica en vitaminas y antioxidantes; que protejan al cuerpo de pequeñas enfermedades o virus.

Tener EPOC no debe ser una razón para temer a las actividades o momentos de la vida, es una oportunidad para adoptar hábitos saludables y compartir con las personas del entorno sobre la importancia de cuidarnos.