Cambiando Vidas

EPOC y la alimentación

Sabemos que la actividad física, el cuidado con los tratamientos y la motivación son claves para las personas con EPOC, pero la alimentación también forma parte de un correcto estilo de vida para los pacientes con esta enfermedad.

Un paciente con EPOC debe cuidar de no sufrir de sobrepeso o desnutrición, ya que ambas condiciones dificultan la capacidad pulmonar, la resistencia y fuerza en general. Además, deben cuidar de complicaciones como el estreñimiento, que puedan causar malestar estomacales o inflamaciones en el área abdominal.

Los pacientes con EPOC necesitan una dieta rica en vitaminas, sobre todo C y E, que les ayude a fortalecer el sistema inmunológico; fibra, para mantener el sistema digestivo ligero. También debe ser una alimentación con proteínas abundantes, grasas saludables e hidratos de carbono, todos estos ayudarán al cuerpo a mantenerse balanceado y protegido.

Dentro de los alimentos más recomendados para las personas con enfermedades respiratorias, como la EPOC, es la soya en sus variaciones. La soya tiene propiedades desinflamatorias que funcionan muy bien en el sistema respiratorio, por eso se le recomienda a las personas tomar leche de soya, o alimentos que incluyan la salsa, preferiblemente baja en sal y con pescados blancos ricos en Omega 3.

Tener EPOC no significa el fin, pero sí que es el momento para cuidar cada aspecto de nuestras vidas y así poder disfrutar de los momentos que nos depara el futuro. Disfrutar de una vida sin miedos, pero con mayor disfrute de las actividades que se realizan, las comidas y las situaciones en que se comparten con los seres queridos.