Cambiando Vidas

Mejora la rutina de un paciente con Policitemia Vera

Los pacientes con Policitemia Vera, en su mayoría, son personas mayores de 55 años, por lo que en muchos casos requieren ayuda de una segunda persona para ajustar sus rutinas diarias y así cuidar su calidad de vida una vez diagnosticada la enfermedad. Es por esto que en Cambiando Vidas, invitamos a pacientes y cuidadores a realizar en conjunto un cuestionario que los ayudará a comprender cómo incorporar nuevos hábitos saludables a la rutina del paciente y así mejorar su calidad de vida.

Lo primero que se debe realizar es escribir en conjunto cuál es la rutina actual del paciente con Policitemia Vera, ver las horas de comida, qué tipo de alimentos consumo, las actividades que realiza, lo que lo exalta, lo que lo agota y otros detalles. Luego es importante escribir, en otra lista, cuáles son los nuevos hábitos a incorporar: toma de vitaminas, nuevas comidas y meriendas, ejercicios, visitas al médico, y otros.

Una vez tengan estas dos listas, es importante que el paciente y el cuidador conversen sobre los mejores momentos para incorporar cada nuevo hábito, sobre cómo se siente el paciente en cada momento y las recomendaciones que el médico pueda hacer para que en cada momento se trabaje en pro de la calidad de vida de la persona con Policitemia Vera.

En el momento en que a una persona se le diagnostica con una enfermedad crónica, como la Policitemia Vera, se debe comprender que esa persona debe tener información, participación y cierto control, ya que esto es lo que le ayuda a mantener una salud mental adecuada, una motivación por cuidarse correctamente y una comprensión sobre cada etapa por la que pasa su cuerpo.