Cambiando Vidas

Recomendaciones para el paciente con trasplante de riñón

Recomendaciones en el estilo de vida del paciente trasplantado.

La vida y recomendaciones para el paciente con trasplante de riñón pueden cambiar mucho después de la operación, sobre todo si previamente ya estaba en tratamientos como la diálisis o medicamentos que estimularan la correcta función de sus riñones enfermos. Con el trasplante de riñón todo esto puede quedar atrás en unos meses, si el cuerpo acepta sin problemas el nuevo órgano y si se cumplen con las siguientes recomendaciones.

  • A partir del momento en que el paciente recibe el nuevo riñón y vuelve a casa, debe llevar un control de su peso, tensión arterial, temperatura corporal y frecuencia cardíaca.
  • Si el paciente previamente era portador de una fístula, deberá seguir con los mismos cuidados que cuando se sometía a la diálisis.
  • Si el paciente era previamente portador de un catéter peritoneal, entonces deberá mantenerlo permeable y en buenas condiciones, hasta que se retire en unos meses después del trasplante.
  • El paciente deberá mantener una higiene correcta con: baños diarios, uñas cortas y limpias, usar cepillo de dientes suaves para su higiene bucal, usar productos de higiene suave y no invasivos, además de no compartir con nadie ninguno de sus productos.
  • Es normal que después de trasplante el paciente recupere su deseo sexual, en el caso de las mujeres incluso la fertilidad, y aunque no hay contraindicaciones para disfrutar de esto, si se recomienda tomar las precauciones necesarias para mantener la higiene del paciente.
  • En el caso de la mujer con trasplante de riñón se prohíbe el uso de pastillas anticonceptivas, aparatos de planificación o DIU; se recomienda el uso de diafragmas y preservativos en este caso.

Además de estos cuidados, es importante que dentro de las recomendaciones para el paciente con trasplante de riñón se realicen algunas modificaciones en sus actividades sociales a largo plazo.

Modificaciones como:

  • Evitar añadir sal a los alimentos, y consumir alimentos con alto contenido de sal como embutidos, conservas, comidas preparadas, salados y aperitivos.
  • Consumir productos lácteos descremados solamente.
  • Limitar el consumo de huevos a dos por semana.
  • Utilizar aceite de oliva y evitar otras grasas como la mantequilla y la manteca.
  • Limitar el consumo de alimentos fritos en sus comidas regulares.
  • Restringir el consumo de proteínas, prefiriendo solo las carnes magras y el pescado blanco.
  • Evitar el consumo excesivo de dulces y de refrescos por su alto contenido en azúcar.
  • Limitar el consumo de café y de alcohol.

¡Comienza a disfrutar de una nueva vida! Dándole a tu cuerpo los cuidados que requiere para que mejore cada día su desempeño y el del nuevo riñón que ahora puedes disfrutar.

 

Fuente: Dra. Noralma Mosquera. (2012). 9 recomendaciones para pacientes con trasplante de riñón. 2012, de Hospital Luis Vernaza Sitio web