Cambiando Vidas

Sonreir también es Ejercicio

Ejercita tu estado de ánimo, trasplanta una sonrisa a tu rostro

Ejercita tu estado de ánimo, trasplanta una sonrisa a tu rostro. Si bien el ejercicio es necesario para fortalecerte físicamente, también lo es para fortalecer tu estado de ánimo.

En tan solo seis meses de actividad física empezaras a adaptar el nuevo órgano a tu cuerpo; estadísticas afirman que el ejercicio en pacientes trasplantados logra una aceptabilidad casi que total en corto tiempo después de la intervención.

Después de esto, sigue la parte psicológica, el ejercicio aumenta el proceso de endorfinas logrando así un cambio emocional radical en la persona, con tan solo realizar ejercicio por 6 meses no solo lograrás contar con un mejoramiento físico para tu proceso de trasplante, si no que podrás generar miles de motivos para sonreír todos los días.