Cambiando Vidas

Una alimentación balanceada para el paciente con PV

Cuando una persona es diagnosticada con una enfermedad en la sangre, como la Policitemia Vera, es importante que consulte con un médico y un nutricionista sobre los alimentos que ahora serán clave en sus rutinas y los que debe desechar por completo; ya que este paciente tiene requerimientos especiales para que su cuerpo funcione correctamente.

Aunque cada persona presenta una sintomatología y comportamientos distintos ante las enfermedades, en el caso de la Policitemia Vera se han señalado que existen ciertas recomendaciones clave para las personas con la patología, como:

  • La dieta que tenga el paciente debe ser balanceada, cuidando que brinde energía y los nutrientes necesarios que la persona con Policitemia Vera puede carecer por la enfermedad.
  • No hay que descartar los suplementos vitamínicos, al contrario, pueden ser una gran ayuda si se combina con los alimentos adecuados.
  • Comer varias veces en el día. La persona debe tomar tres comidas completas y dos meriendas nutritivas, de manera que el cuerpo mantenga un metabolismo rápido y eficiente.
  • Comer varias veces al día puede que al paciente le resulte difícil, ya que por la Policitemia Vera su apetito puede verse disminuido, por eso es recomendable servir porciones más pequeñas pero balanceadas.
  • Mantenerse hidratado, el paciente además de sus 8 vasos de agua al día debe combinar sus comidas con tés naturales, jugos sin azúcar e infusiones que lo mantengan hidratado.

Con el médico de cabecera, el paciente podrá lograr construir una rutina alimenticia que vaya de acuerdo con su edad, condición física y peso; para así poder robustecer el cuerpo con nutrientes necesarios para que la persona con Policitemia Vera mantenga su calidad de vida.