Cambiando Vidas

El brote de COVID-19 es reciente, razón por la cual los médicos aún cuentan con información limitada sobre este coronavirus y sus efectos en personas con cáncer. Pero de lo que si se tiene suficiente información, es respecto al riesgo de infecciones en general.

Los médicos y entidades oficiales de salud pública coinciden en que la mejor manera de prevenir la enfermedad es evitar exponerse al virus, lo cual es especialmente importante para las personas con cáncer; ya que se encuentran en mayor riesgo de enfermedad grave en caso de contagio, especialmente aquellas que se encuentran en tratamiento con quimioterapia o que hayan recibido un trasplante de médula ósea. Esto debido a que su sistema inmune puede encontrarse debilitado por el tratamiento.

Actualmente la recomendación es que las instituciones de atención médica prioricen las urgencias durante algunas semanas; por esta razón, puede haber retrasos en procedimientos ya programados como citas médicas, cirugías, quimioterapias o exámenes médicos. Lo importante es que sean re-programados lo antes posible y que te mantengas en contacto con tu médico tratante para que sea él quien determine el plan más adecuado para ti.

Puede que esto implique que consultas médicas no urgentes sean pospuestas o que sean reemplazadas por sesiones virtuales. Por esta razón, es importante saber a quién debes llamar o con quién debes ponerte en contacto para saber cómo proceder.

Recuerda que tener las manos limpias reduce la propagación de enfermedades como:

Covid-19

Nota: Algunos datos pueden cambiar en la medida en que se tenga más conocimiento sobre la enfermedad. Mayo de 2020.