Curated Tags
Urticaria crónica: Las ronchas y su relación con la temperatura

Urticaria crónica: Las ronchas y su relación con la temperatura

Conoce la relación entre la urticaria y los cambios de temperatura, por qué aparecen. Asimismo, conoce las recomendaciones y tratamientos asociados para el manejo de ronchas.

📅 23/11/2023

Es fácil asociar el clima con alguna emoción o recuerdo; por ejemplo: los días soleados nos hacen pensar en el mar y la playa, un clima más nublado nos recuerda a la lluvia y a los planes en casa. Sin embargo, ¿alguna vez has relacionado a la temperatura con problemas en tu piel?

Sí, seguramente pensaste en quemaduras por el sol o resequedad por el frío, pero ¿qué hay de las ronchas que aparecen de la nada acompañadas de picazón intensa? Eso es urticaria, una afección dermatológica caracterizada por la manifestación de manchas rojas abultadas o hinchadas, la cual tiene una relación interesante con los cambios de temperatura.

La urticaria crónica y los cambios de temperatura

Estas ronchas aparecen y desaparecen en cuestión de minutos, horas e incluso días, sin embargo, sus patrones dependen de la clasificación de la enfermedad, es decir, si es una urticaria crónica es espontánea, aguda o inducible.

Leer también: Tipos de urticaria

En este caso donde la formación de las ronchas ocurre por el estímulo o presencia de un factor externo específico, se cataloga como urticaria crónica inducible (1). En este sentido, los cambios de temperatura son un factor comúnmente asociado con la urticaria. De hecho, algunas personas experimentan la aparición de ronchas después de exponerse al frío, mientras que otras las desarrollan cuando su piel se calienta o suda debido al calor.

 

 

Ahora, la histamina tiene un papel importante en la aparición de los síntomas de la urticaria, este compuesto químico hace parte de la respuesta inmunológica en la urticaria relacionada con la temperatura. Cuando la piel se expone al frío o al calor, las células liberan histamina como parte de una reacción inmunológica. La histamina provoca la dilatación de los vasos sanguíneos, lo que a su vez causa la inflamación, la picazón y las ronchas característicos de la urticaria (2).

Es por lo anterior que, clasificaremos la relación entre la urticaria por estímulos físicos y la temperatura en dos: la urticaria por contacto al frío y la urticaria colinérgica (por luz solar o por calor) (3).

Urticaria

Frío, frío:

Históricamente, hay diversas enfermedades que se asocian a los cambios de temperatura y específicamente al frío como el asma y la rinitis. Por tanto, no es tan

extraño que la urticaria por frío adquirida, sea una de las urticarias físicas más comunes (4).

En este caso y como su nombre lo indica, los síntomas se desencadenan por la exposición a bajas temperaturas. Esto puede ocurrir al entrar en contacto con agua fría, viento frío o simplemente al estar expuesto al clima frío. Las ronchas suelen aparecer rápidamente en la piel expuesta y pueden variar en tamaño y gravedad (5).

Se cree que la urticaria al frío es causada por una respuesta anormal del sistema inmunológico a la exposición al frío. Cuando la piel se enfría, se cree que las células liberan histamina y otras sustancias químicas que causan la aparición de ronchas, picazón y enrojecimiento.

Por lo general, los síntomas de la urticaria desaparecen cuando el cuerpo de la persona ha retornado a su temperatura habitual. Los pacientes cuya detonante de la urticaria es el frío evitan:

  • Exponerse a actividades en donde su piel esté a temperaturas muy bajas durante períodos prolongados como las acuáticas (4,1).
     
  • No tomar duchas frías.

 

Urticaria

Caliente, caliente:

Por otro lado, la exposición a altas temperaturas o el aumento de la temperatura corporal, generan la formación de ronchas y una intensa picazón, síntomas característicos de la urticaria.

Esta forma de urticaria es poco frecuente y sucede minutos después de que una persona haya entrado en contacto agua caliente, energía radiante caliente, luz solar o, incluso, sudor (5.1). Aunque el mecanismo exacto no se comprende completamente, se cree que el calor desencadena una respuesta similar a la urticaria al frío, con la liberación de histamina y otras sustancias inflamatorias.

Esta forma de urticaria puede ser desencadenada por actividades como:

  • Tomar una ducha caliente.
  • Hacer ejercicio.
  • Exponerse a situaciones de estrés que aumentan la temperatura de la piel
     
  • Exponerse a situaciones de estrés que aumentan la temperatura de la piel.

Leer también: Factores desencadenantes de la urticaria

Desafíos del diagnóstico:

Uno de los aspectos más intrigantes de la urticaria relacionada con la temperatura es que no todas las personas son igualmente susceptibles. Algunas personas pueden nadar en aguas frías sin desarrollar ronchas, mientras que otras pueden sufrir urticaria al frío incluso en un día fresco de invierno. Esta variabilidad se debe a las diferencias en la sensibilidad de la piel y en la respuesta del sistema inmunológico a los cambios de temperatura.

Además, no todas las personas con urticaria al frío o al calor experimentan los mismos síntomas. Para algunas personas, las ronchas y la picazón pueden ser leves y transitorias, mientras que para otras, la afección puede ser más grave y debilitante (4,2).

Todo esto puede ser un desafío para quienes lo padecen, puesto que debido a la naturaleza efímera de la afección es posible que un paciente no presente síntomas durante una visita médica. Los médicos a menudo deben recopilar información detallada sobre los síntomas, la historia clínica y las circunstancias en las que se desencadenan las ronchas para determinar si se trata de urticaria relacionada con la temperatura.

Por ello, las pruebas cutáneas, como la exposición controlada al calor o al frío, a veces son necesarias para confirmar el diagnóstico. En estos procedimientos, la piel se expone gradualmente al frío o al calor bajo supervisión médica para observar si se desarrollan ronchas y otros síntomas característicos.

Urticaria

Recomendaciones para cambios de clima:

El impacto que esta enfermedad puede generar en la vida de quienes las sufren no solo se debe a la molestia o malestar asociado a la picazón intensa y las manchas, sino, además, al carácter impredecible de la condición. Tanto así que, muchas personas evitan situaciones como nadar en el mar o participar en actividades al aire libre en condiciones de frío o calor para no desencadenarla.

Entonces, ¿qué hacer cuando tienes un viaje programado con días de sol y playa, o cuándo te estás preparando para conocer la nieve? Pues bien, ya que el factor desencadenante es, precisamente, la actividad que tanto deseas realizar, debes tener en cuenta los siguientes consejos:

Estres Y Urticaria

Cubre y protege tu piel: Si estás expuesto al sol y al calor intenso, usa protector solar, ropa ligera y transpirable para evitar el sobrecalentamiento. Asimismo, para evitar la urticaria por frío, vístete con capas para mantener el cuerpo caliente. Usa ropa impermeable y a prueba de viento. Cubre la mayor parte de tu piel para reducir la exposición a las temperaturas extremas.

Estres Y Urticaria

Evita cambios bruscos de temperatura: Cuando pases del frío al interior de un lugar cálido o viceversa, asegúrate de hacerlo gradualmente para evitar cambios bruscos de temperatura en tu piel.

Herramientas Y Consejos

Uso de medicamentos: Consulta a un médico antes de tu viaje y que sea este quien te recete el uso medicamentos para la urticaria relacionada con la temperatura. Sigue las indicaciones del especialista sobre cuándo y cómo tomarlos.

Estres Y Urticaria

Mantén la piel hidratada: Tanto en climas cálidos como fríos, la hidratación de la piel es esencial. Aplica regularmente lociones hidratantes libres de fragancias y parabenos para mantener la barrera cutánea saludable.

Urticaria

De cualquier manera, el conocimiento y el cuidado adecuado de la piel son esenciales para evitar brotes de urticaria.

La urticaria en general es una enfermedad demandante e incluso compleja. No obstante, en la actualidad hay distintos tratamientos y estrategias que permiten a las personas diagnosticadas llevar una vida plena y libre de síntomas. Siempre lo primordial será consultar a un dermatólogo o alergólogo para obtener recomendaciones específicas basadas en tu situación individual.

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son las causas de la UCE?

En hasta el 95% de las personas que padecen urticaria crónica, la afección es "idiopática", término médico que significa que no hay una causa clara. 

La afección a veces está vinculada a otra condición de salud como problemas de tiroides, problemas hepáticos, enfermedades de la piel o sinusitis, el síndrome de Sjogren, el tiro, la artritis reumatoide y la diabetes de tipo 12

En aproximadamente la mitad de los casos, el sistema inmunitario del organismo puede estar desbocado y atacar tejidos sanos2

¿Qué causa los síntomas de UCE?

La urticaria se produce cuando los mastocitos que se encuentran bajo el revestimiento de la piel se activan y liberan histamina (y otras sustancias químicas) en los tejidos. La histamina irrita las terminaciones nerviosas y provoca picor, y hace que los vasos sanguíneos se dilaten y goteen, lo que causa enrojecimiento e hinchazón1,3

¿Quién tiene UCE?

Cualquiera puede padecer UCE. Las mujeres la padecen con el doble de frecuencia que los hombres. Suele empezar a los 20, 30 o 40 años, pero puede aparecer a cualquier edad. 

La UCE puede ser más probable si se padecen alergias, eczemas, asma o alergias alimentarias3

Nota: Aproximadamente el 0,5% de las personas, es decir, una de cada 200, padece UCE a lo largo de su vida. 

¿Cómo se diagnostica la UCE?

La UCE se diagnostica cuando una persona presenta urticaria espontánea durante más de seis semanas, sin ninguna causa alérgica.  

Para confirmar este diagnóstico, su médico: 

  • Revisará su historial médico (puede ser útil llevar un diario y un registro fotográfico de la urticaria), seguido de un examen físico detallado.  

  • Pedirá análisis de sangre si sospecha una enfermedad subyacente. Las pruebas de alergia no suelen ser necesarias a menos que tenga un motivo para sospechar de una causa alérgica4

¿Cómo se trata la UCE?

El objetivo del tratamiento es aliviar el picor y la urticaria, minimizando los efectos secundarios. Para ello, se suelen utilizar antihistamínicos no somníferos que bloquean la reacción que causa los síntomas de la urticaria. Los antihistamínicos H1 son efectivos en aproximadamente el 75% de los pacientes con UCE, siendo ejemplos comunes la fexofenadina y la desloratadina. Además, los corticosteroides y la ciclosporina pueden ser útiles en algunos casos para suprimir las reacciones alérgicas y aliviar los síntomas2

La UCE grave que no se controla con dosis altas de antihistamínicos puede requerir un tratamiento especializado, que incluye: 

  • Inmunomoduladores - Suelen administrarse como inyecciones subcutáneas en el tejido entre la piel y el músculo que pueden administrarse en casa. 

  • Medicamentos inmunosupresores - Pueden utilizarse corticosteroides para tratar los síntomas graves durante un breve periodo de tiempo. 

Las opciones de tratamiento a largo plazo deben discutirse con el especialista4

¿Qué empeora la UCE?

Con la UCE, ciertas cosas pueden desencadenar un brote o empeorar la urticaria. 

Algunas de las más comunes son: 

  • Alcohol 

  • Frío 

  • Ejercicio 

  • Calor 

  • Duchas calientes 

  • Humedad 

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como la aspirina y el ibuprofeno 

  • Frotarse o rascarse la piel 

  • Alimentos picantes 

  • Ropa ajustada 

  • Estrés 

  • Presión física 

Limitar los desencadenantes que promueven los brote es bueno para su salud en general y puede ayudarlo a controlar los síntomas de la UCE.  

¿La UCE desaparece alguna vez?

Como la UCE aún no se puede curar, esto significa dos cosas: en primer lugar, controlar los brotes de la enfermedad y disminuir la presencia de signos y síntomas mediante el uso de terapia profiláctica. En segundo lugar, continuar el tratamiento y mantener la respuesta completa hasta que se produzca la remisión espontánea. 

En aproximadamente el 30-50% de los casos, los síntomas de esta condición desaparecen dentro del primer año después del diagnóstico. Sin embargo, en algunos casos, los síntomas pueden prolongarse por más de cinco años, siendo la duración promedio de uno a cinco años. 

Referencias:

  • Tincopa-Wong O. Urticaria y angioedema: una visión general. Acta méd. peruana  [Internet]. 2014  Abr [citado  2023  Sep  13] ;  31( 2 ): 111-124.

  • JA Boyce et al. Guidelines for the diagnosis and management of food allergy in the United States: summary of the NIAID-Sponsored Expert Panel report. J Am Acad Dermatol (2011).

  • Altman K, Chang C. Pathogenic intracellular and autoimmune mechanisms in urticaria and angioedema. Clin Rev Allergy Immunol 2013; 45: 47- 62.

Novartis de Colombia S.A. Calle 93B No. 16-31. PBX 654 44 44. Bogotá, D.C. Novartis Pharma, AG de Basilea, Suiza. ®️ = Marca registrada. Material dirigido a público general. Más información en el Departamento Médico de Novartis S.A Colombia: 6544444 o al correo electrónico: [email protected]. Si desea reportar un evento adverso ingrese al siguiente link: https://www.report.novartis.com/es o a través del correo electrónico: [email protected]. Este material no es promocional en lenguaje, apariencia o intención. Si se hace alusión a productos o indicaciones no aprobados por la autoridad regulatoria del país, será bajo el estricto propósito educativo, de genuino intercambio científico y para incluir las alternativas de tratamiento de forma balanceada, completa y vigente. Este material no pretende sustituir o reemplazar una decisión clínica ni terapéutica. No se autoriza la grabación, toma de fotografías y distribución del material y tampoco difusión por medios no autorizados por Novartis. Fecha de aprobación: XXXXXX. Fecha de caducidad: XXXXX Código de aprobación P3: XXXXXX

Cookies en este sitio web

Utilizamos cookies para asegurar que le ofrecemos la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si continúa sin cambiar la configuración, asumiremos que está encantado de recibir todas las cookies de este sitio web.